Recurso para padres

¿Hay períodos cruciales en el desarrollo de cada función del cerebro?

English

Probablemente no. En el caso del desarrollo visual, ciertas aptitudes están más en riesgo que otras cuando la visión de un niño pequeño es deficiente debido a desviación u otros problemas visuales (como cataratas congénitas).

Halfpoint / Shutterstock

Dos capacidades visuales –la agudeza (la percepción de los mínimos detalles) y la binocularidad (el uso coordinado de ambos ojos), que es especialmente importante para la percepción de la profundidad– dependen de la experiencia visual normal como niño, mientras que otras dos aptitudes visuales –la visión de los colores y la visión periférica– no se ven impedidas por los problemas visuales a edad temprana. Una distinción similar tiene lugar en el desarrollo del lenguaje: ciertas aptitudes (como la gramática y la fonología, que son la aptitud de percibir y producir sonidos individuales del habla) son más sensibles que otras (como el tamaño del vocabulario) a la experiencia de un niño con el lenguaje en los primeros años de vida.

Sabemos mucho menos sobre el desarrollo de otras aptitudes mentales, como el funcionamiento emocional, las aptitudes matemáticas o musicales. Si el desarrollo de estas aptitudes es comparable al de la visión y el lenguaje, podemos esperar que algunas características estén sujetas a un período crucial mientras que otras no lo estén. Una aptitud musical conocida como “afinación perfecta”, la capacidad de identificar una nota musical sin referencia a una nota afinada, al parecer se desarrolla solamente en músicos que comenzaron su capacitación antes de los siete años de edad (y aun así, no en todos los músicos profesionales). En forma análoga, el desarrollo socioemocional de un niño depende de un apego positivo y afectuoso a un proveedor de cuidado principal, sobre la base de la mayor frecuencia de problemas graves de comportamiento en niños que fueron seriamente descuidados durante el primer año o más de vida (como los miles de niños rumanos que se criaron en orfanatos manejados por el estado). Surgen problemas similares en monos que se crían en aislamiento, y los neurocientíficos están comenzando a entender cómo la falta de apego en la infancia altera el desarrollo de áreas emocionales del cerebro de los primates.

Read more about: