El juego en la infancia

El juego en los primeros años de vida no solo mantiene a los niños pequeños ocupados y entretenidos, sino que contribuye al desarrollo cognitivo, del lenguaje y habilidades sociales. El juego espontáneo y por propia iniciativa con el apoyo de los adultos facilita el aprendizaje y autoestima.

Explorar recursos adicionales