Trauma y estrés

La mejor defensa para prevenir el trauma y el estrés tóxico infantil son las relaciones afectivas estables seguras y las interacciones cariñosas padres- hijos o entre cuidadores y niños. Las experiencias negativas que a veces sufren los más pequeñitos en sus primeros años conlleva a la debilitación del cerebro en desarrollo en momentos sensibles del crecimiento y desarrollo temprano.

Explorar recursos adicionales